Lugamm

Por Manuel Garzon

¿Por qué es importante el mantenimiento preventivo de nuestro vehículo?

Cuando hablamos de mantenimiento de un vehículo debemos distinguir dos tipos: el mantenimiento preventivo y el mantenimiento correctivo, todos los arreglos que hacemos en nuestro vehículo (Cambio de Aceite, Revisión de Frenos, Alineación y Balanceo, etc.) están dentro de estos dos tipos de mantenimiento el problema esta cuando nos recargamos más hacia el mantenimiento correctivo ya que esto nos puede traer muy serios, pero muy serios problemas, veamos porque.

Si analizamos cada uno de los dos términos podremos ver que uno es mantenimiento preventivo y el otro es mantenimiento correctivo, bueno pues si aplicamos la lógica los términos nos lo dicen a gritos por si solos, Correctivo es corregir una falla y preventivo es evitar que pase y aunque parezca supremamente lógico cuando lo decimos aquí increíblemente en la práctica no lo hacemos.

Siendo esto tan lógico ¿Por qué lo hacemos en la práctica? Pues bien, la respuesta es sencilla y está dentro de tres posibilidades, una es por falta de conocimiento de las rutinas que necesita el vehículo, dos por falta de dinero a la hora de hacer los mantenimientos y tres por descuido, cuando se tiene tanto el conocimiento y el dinero y aun así no se hacen, la buena noticia es que si está leyendo este articulo va a poder empezar a planear como todo un ingeniero el mantenimiento de su vehículo.

Ahora, si decide, NO realizar  el programa de mantenimiento preventivo de su vehículo, estos serían los riesgos a los que estaría expuesto:

  1. Mayor gasto de dinero en piezas que disminuyeron su vida útil por no hacer los recambios a tiempo, un ejemplo de esto es las pastillas de frenos que al no cambiarlas en el tiempo que recomienda el fabricante del vehículo o del repuesto, puede rayar el disco del freno lo cual requiere un mantenimiento adicional tomando más tiempo y por supuesto más dinero.
  2. Desperfectos del vehículo en el momento menos pensado, esto es una varada en pleno aguacero y a media noche en una avenida solitaria, donde lo único que podríamos hacer es pasar la noche dentro del carro.
  3. Un accidente por la falla mecánica de algún componente por desgaste lo que no le permitió al vehículo reaccionar adecuadamente. Entre otras cosas

Bueno, evitar todo esto es muy sencillo solo hay que crear un plan de mantenimiento preventivo para su vehículo y para eso estamos aquí y lo vamos a hacer en 3 simples pasos

  1. Identifique las características de su vehículo, lo que se llama técnicamente la hoja de vida donde apuntara marca, línea, modelo y kilometraje
  2. Crear una tabla con los diferentes sistemas del vehículo y apuntar la periodicidad con la que debe realizar el mantenimiento de cada una, los sistemas son:

Cambio cada 5.000 Km aprox.

Revisiones cada 10.000 Km aprox.

Cada 10.000 Km aprox.

Cada 10.000 Km aprox.

Cada 50.000 Km aprox.

3. Cada vez que se hace un mantenimiento se debe apuntar el kilometraje y programar para la próxima rutina y crear un sistema de alarmas para recordar.

Es muy importante presupuestar esta ruinas para que no lo sorprendan si dinero para realizarlas.

Si esto le parece muy difícil o tedioso le tengo un muy buena noticia, ya hay aplicaciones que hacen todo este trabajo, crean la hoja de vida del vehículo, las rutinas y las programan evitando todo ese agobiante trabajo

Registrándose en el siguiente link tendrá un asistente para generar su rutina

Haz click aqui para crear su rutina de mantenimiento